¡Goless…! ¡Goles…! (tango)

goles...goles.. tangoEn la temática futbolera este ha sido un tango que en 1941 dieran a conocer
dos exitosos creadores.
Juan José Martín Guichandut (11-11-1909; 17-10-1979), que tuviera por
seudónimo ‘Donache’, fue un inspirado compositor a quien Carlos Gardel le
grabara los tangos ‘Perfume de mujer’ en 1927, ‘Marioneta’ (La pobre
muchacha del Royal) en 1928, y ‘Misa de Once’ en 1929, los tres con Armando
Tagini.
Carlos Andrés Bahr (15-10-1902; 23-07-1984). Seudónimos Alfas; J. y C. Luke

La terminología ha sido en esta obra una excusa para pintar a un muchacho
tímido de entonces, que fracasaba en las lides del amor porque se floreaba, era
vistoso y no se cansaba de prepararse para ganar el partido amoroso que
finalmente salía “cero a cero”: sin haber marcado un solo gol, que es lo que
esperaban las pebetas realistas: un gol…ya en los años de las décadas que hasta
hace poco pensamos eran más idílicas que las nuestras. La combinación de las
palabras no hace perder el argumento. Y Bahr, con un dominio del letrista de
esos brillantes años, se hace entender con un medido equilibrio de términos del
fútbol y de la calle. Y no sólo se comprende, sino que el lenguaje se deja
aprehender. No es una acumulación de vocablos para demostración de un
conocimiento. Es una perfecta combinación de las palabras al servicio del
argumento. De la conjunción del gran escritor Bahr y el delicado hacedor de
melodías cantábiles, jamás rebuscadas, surgió este tango. ¡Qué final feliz.
verdad?

Letra: Carlos Bahr
Música: Juan José Guichandut

Sos un mozo que en la cancha del amor
apilás como un maestro de verdad
pero luego en el momento de hacer gol
en el área peligrosa te achicás…
Parecés muy peligroso al avanzar
con tu pinta de terrible goleador,
pero pese a tus posturas a lo crack
en mi vida no te he visto hacer un gol.

Los partidos se ganan con goles
Coro… Goles…! Goles…! Goles…!
Pero vos del entrevero
tras de inútil peloteo

salís siempre cero a cero…
Tal vez te falte remate
o a la leña le esquivás…
En amor como en fútbol los goles
Coro… Goles…! Goles…! Goles…!
Es lo que se tiene en cuenta
no sé si me interpretás…
Sos vistoso y farolero al gambetear
y mareás con un “vinillo” sobrador,
mucho “baile” hasta llegar cerca del back
pero luego te dan “vino y baile” a vos.
Y lo malo es que te tienen relojeao
y se dice que en la cancha del amor
las pebetas te permiten avanzar
porque saben que al final vos no hacés gol.
Los partidos se ganan con goles…
etc… etc…